Cuanto me quiero y cuanto me valoro a mi mismo

“Nadie te puede hacer sentir inferior sin tu consentimiento.” — Eleanor Roosevelt. “

No hay nada mejor como quererse a sí mismo, hay quienes dicen que si uno no se quiere no puede querer a los demás y tal vez sea cierto,  nuestra autoestima se rige mucho por cómo nos sentimos o como nos vemos ante un espejo.

Hemos oído muchas veces que si tienes alta o baja autoestima, hay cursos para ayudarte a “subir” autoestima, que si la tienes baja, “a lo mejor no te va bien” pues no tienes seguridad, etc., hay muchos test en internet, en las revistas, etc. Para valorar si es alta o baja tú autoestima, pero sabemos bien ¿de qué hablamos? ¿Cómo se forma? ¿Con un curso puedo aumentarla?.

Pues bien ahora vamos a platicar como se va formando la autoestima a través de la vida.  Cuando nacemos no sabemos nada ni somos todavía nadie todo lo que hacemos es por medio de nuestros instintos para sobrevivir.  Nuestros padres son los encargados de proporcionarnos todo lo que va a formar nuestra personalidad, la cual necesita de los primeros 4 años.

Al principio el bebé es una esponja que va a  incorporar las cosas que pasan y siente, el no necesitan explicaciones o razonamientos,  solo siente lo que pasa a través de sus emociones.

Nosotros ahora sabemos como es este  “sentir sobre” una  persona, si esta triste, sabremos que esta triste aunque nos diga que no es cierto que está contenta, pues hay ciertos mensajes no verbales que nos llegan, de esta misma manera el bebé sabe si en su casa hay violencia, abandono, discusiones, tensiones, problemas, o bien si hay amor, armonía y equilibrio.  No sabrá ni cómo ni de quien ni porque, solo “sentirá” si todo está bien o algo marcha mal.

Estos primeros años son muy importantes, lo que se percibe en el ambiente, en nuestros cuidadores o en los padres es lo que va a determinar esta manera de valorarnos.  Esto nos dará “seguridad” en lo que somos.

A veces  nosotros sin así quererlo o tener la intención nos la pasamos bajando la estima a nuestros hijos, en varias situaciones como son: al sobreprotegerlos, donde les damos el mensaje “tú no puedes ¿eh? Por eso yo te hago todo”,  y lo vamos haciendo inútil no le permitamos desarrolle sus recursos para la vida, no lo dejarnos aprender, ni  equivocarse, etc.  También cuando los comparamos con otro hermano o con otra persona: “Fulanito siempre se saca 10 en todo y tu no” Tratar de imponer maneras de ser que nos gustarían mas tuvieran nuestros hijos: “tú tienes que ser más abierta, debes de aprender a cantar, a estudiar tal carrera pues es la que te conviene, etc.” Lo que provoca frustración y rechazo en el hijo que no es aceptado tal y como es.  A veces nos burlamos de ellos, humillamos, o bien los etiquetamos para la vida “eres medio burro”, “eres nerviosita” “mi hijo tiene mala memoria”.   

Otras veces pensamos que los hijos por ser chicos no merecen ser respetados, suena feo pero así actuamos cuando decidimos por ellos, cuando invadimos sus cosas y su espacio.  Cuando pensamos que por ser chicos no sienten, no escuchan, no ven  y por supuesto tampoco pueden dar su opinión. 

Cuando no los dejamos ser ellos mismos. O cundo los hacemos responsable de todo lo que pasa lo que provoca culpa,  “ya ves si no fuera por ti, no se me habría caído el jarrón” y para qué decir de todos esos comentarios como: “eres malo, eres tonto, no sabes nada, no sirves para nada, todo lo haces mal, eres flojo, ojala fueras como fulano, eres igual a tu padre.., etc.” Que son bombazos directos a la autoestima, pues de verdad les creemos a nuestros padres lo que ellos nos dicen.

¿Qué pasa cuando el niño no es lo que sus padres esperaban, ni es lo suficientemente bueno en lo que hace,  o que nunca se puedan sentir orgullosos de El?, pues se sigue deteriorando ese concepto  sobre si mismo.

A la larga algunas o todas estas cosas juntas van haciendo que el niño se siente no querido, rechazado, humillado, desvalorado e inseguro.  Esto le puede provocar tener una baja autoestima, donde mejor agachará la cabeza, se irá formando como una persona que no se puede responsabilizar de sus acciones, pensando que la gente le hace siempre cosas y puede ser fácilmente manipulado por otras personas.

Cuando hay seguridad y afirmación, cuando enseñamos a nuestros hijos la manera de resolver las situaciones conflictivas que se les vaya presentando, que les enseñemos a expresar de una manera responsable sus emociones, les va a ir conformando una buena autoestima.

La autoestima se va formando con:

  1.  
    1. El valor que nos damos a nosotros mismos
    2. La confianza y seguridad
    3. Ser auténticos, es decir, ser como somos
    4. Querernos y respetarnos

 La autoestima es el sentimiento  de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad, es  importante  querernos y respetarnos, pues a veces actuamos de una manera muy extraña, al querer mas al otro que a nosotros mismos, por ejemplo, cuántas veces hemos oído decir: no hice tal cosa por no dañar o no provocar dolor en tal persona, pero no nos importa cómo nos tratamos a nosotros mismos, somos los más malos y más duros,  nos provocamos dolor, nos flagelamos, nos saboteamos,  nos dejamos de cuidar, no vamos al médico, nos dejamos engordar, no hacemos ejercicio y en  otras palabras,  no nos importamos a nosotros mismos.  En pocas palabras,  no nos permitimos ser felices.

Si no nos queremos nosotros  mismos y no nos cuidamos, quien lo va a hacer, esto no es ser egoísta, sino que primero estamos nosotros y todo lo que somos es lo que transmitimos a los demás y lo que ven los demás.

Si nos mostramos como una persona, disminuida, que acepta todo tipo de humillaciones, pisoteada, si así nos tratamos a nosotros mismos, como esperamos que nos traten los demás: pues igual.

Si nosotros nos queremos, nos respetamos, nos cuidamos y nos valoramos, es como nos vamos a mostrar a los demás y así nos van a tratar.

Si tuvimos problemas en la infancia, o no fuimos tratados como nos hubiera gustado y a causa de eso tenemos baja autoestima, ahora que somos adultos debemos agradecer a nuestros padres su cuidado y educación pues de seguro lo que hicieron siempre fue con una buena intención, y después podemos tomar las riendas de nuestra vida y empezar HOY a construir una mejor manera de vivir, dando el primer paso para tener lo que queremos para nosotros mismos.  

Aquí lo que importa es lo que yo opino de mi misma, a veces me sorprende escuchar cómo se tratan a si mismas algunas personas, acuérdense que nadie los puede tratar de otra manera que no sea la que nosotros permitamos.

“Actúa como la persona que te gustaría ser y pronto serás tal y como actúas.”
– Dr. George Crane

Solo nosotros somos responsables de nosotros mismos, ya dejemos de responsabilizar a los demás.

Deja tus comentarios aqui:    Comentarios »

o envianos tus preguntas a lirio@viveysefeliz.com

 

Share
Both comments and pings are currently closed.

4 Responses to “Cuanto me quiero y cuanto me valoro a mi mismo”

  1. Me gusta mucho como hicieron su blog, yo apenas estoy aprendiendo… felicidades y saludos

  2. paula luque says:

    Excelente tu tu blog. Les estoy agradecida por ponerlo en su blog. no me gustaría causar molestias pero me gustaria preguntarte como pedirte más información sobre el tema de este post. De nuevo gracias!

  3. No es molestia, te mando inforamcion en unos dias gracias

  4. Gracias lo que necesites con gusto te ayudamos