La Risa, el mejor remedio que existe.

“El tiempo que pasa uno riendo es tiempo que pasa con los dioses”. Proverbio japonés

“La raza humana tiene un arma verdaderamente eficaz”: la risa. Mark Twain

“Cada vez que un hombre ríe, añade un par de días a su vida”. Curzio Malaparte

“Ríe, a pesar de todo”. Steinberg   

Hoy les tengo buenas noticias, así que pongan una sonrisa.  Lo que les tengo es un remedio para los males en general, para aliviar la tensión, para quitar las enfermedades, mejorar la condición física y mental, bajar de peso, mejorar la salud, acaba con la depresión, y la tristeza, estimula el crecimiento personal, y desarrolla habilidades mentes y físicas. Además de ser un remedio fácil de conseguir, no requiere de inversión económica, ni te tiempo, ni mucho menos de hacer esfuerzos para obtenerla.  Además podemos ponerla en práctica en cualquier momento y en todo lugar, estando solos o con amigos, con la familia, los hijos, padres, amigos, colegas, en el trabajo o en el descanso, teniendo bonanza económica, o bien cuando estamos en situaciones económicas difíciles. En todo momento lo podemos aplicar y usar y siempre va a dar resultado.

Aunque  parece ser algo increíble, solo creado en la imaginación, o en un cuento de hadas,  la verdad es que este remedio en verdad alivia todos los males y es igual para todas las personas, así que les diré de que se trata esta maravilla.

Es la Risa, si así es.  La risa es una el remedio para todos los males, y esto no es broma, Cada día más investigaciones siguen demostrando que la gente “no se muere de la risa”. Todo lo contrario, quienes más se ríen. ¡Viven más y mejor!

Según las investigaciones, la risa ayuda a evitar las enfermedades y prolonga la vida.

Cuando estamos tristes y deprimidos bajan nuestras defensas, y atraemos enfermedades porque nuestro sistema inmunológico esta bajo, es decir nos enfermamos.

Ya en el siglo XVI, el médico François Rabelais aconsejaba la risa a muchos de sus pacientes, como método de curación.

El Dr. Lee Berk afirma, la risa sirve como una válvula interna de seguridad que nos permite liberar tensiones, disipar las preocupaciones, relajarnos y olvidarnos de todo”,

Sigmund Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa, algo que ha sido científicamente demostrado al descubrir que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír.

La risa provoca una tremenda liberación de hormonas, las endorfinas conocidas merecidamente como las hormonas de la felicidad. Además, liberamos serotonina, dopamina y adrenalina. La explosión de carcajadas provoca algo muy parecido al éxtasis: aporta vitalidad, energía e incrementa la actividad cerebral. Cuando nos invade la risa, muchos músculos de nuestro cuerpo que permanecían inactivos se ponen en funcionamiento. Es un estímulo eficaz contra el estrés, la depresión y evidentemente, contra la tristeza.

Cuando nos reímos estas endorfinas se multiplican y tienen la misión de reforzar nuestro sistema inmunológico, enviando mensajes a nuestro cerebro, a los linfocitos y otras células encargadas de luchar contra los virus y las bacterias que invaden nuestro cuerpo.

Cuando la risa es franca nos hace ver las situaciones desde un punto de vista mejor, bajamos el nivel de angustia y depresión, y después de haber reído con ganas, nuestro cuerpo puede descansar desapareciendo  el insomnio.

La risa nos hace más creativos y nos permite comunicamos con mas personas y la comunicación es de mejor calidad.  Cuando reímos  se percibe la vida como incrementada, llena de fuerza y de sentido; eso que ingresa de fuera y nos alegra, los sentimos como un don, es decir, tiene un valor positivo

Después de una buena carcajada, nuestro cuerpo se relaja y las presiones internas disminuyen, nos invade un sentimiento de paz y hasta podemos sentir cansancio por que los músculos se relajaron y la tensión que mantenemos baja, permitiéndonos ser conscientes de nuestro cuerpo, y así poder descansar.

Al reírnos fuerte, con todo el cuerpo, ejercitamos, los músculos de la cara,  estomago, espalda, así como los pulmones, y esto trae consecuencias positivas para  nuestro cuerpo y nuestra alma. A veces al reír con ganas nos sentimos extenuados, pero satisfechos. 

Cuantas veces después de una sesión de chistes, nos sentimos cansados, pero con una sonrisa en la cara, por lo que las actividades que tenemos que hacer después se muestran fáciles y las hacemos con gusto.

Los niños están mucho más dispuestos a reírse que los adultos, un pequeño se ríe un promedio de 300 veces al día, mientras que un adulto lo hace entre quince y cien.

La risoterapia no se basa en sonrisitas, ni siquiera en carcajadas normales. Hay que aprender a reír con todo el cuerpo. Las sesiones parten de un cuerpo completamente relajado. Se necesita liberar las tensiones musculares y las preocupaciones para sumergirse plenamente en la medicina de la risa. Uno de los métodos más efectivos para desbloquear el cuerpo y la mente es la danza. Otra forma de motivar la risa es haciendo muecas delante de un espejo. Reflejarse haciendo el payaso seguro que motivará las carcajadas. Tratar de ver programas y películas cómicas. Si aún no ha brotado la risa, se fuerza. Je, je, je… Ji, ji, ji… Ja, ja, ja… Quizá se sienta como algo absurdo, pero… el absurdo siempre provoca la risa y ¿no es este el fin de la sesión de risoterapia?

Científicamente, se ha comprobado que la risa franca, la carcajada, aporta múltiples beneficios: rejuvenece, elimina el estrés, tensiones, ansiedad, depresión, colesterol, adelgaza, dolores, insomnio, problemas cardiovasculares, respiratorios, cualquier enfermedad. Nos aporta aceptación, comprensión, alegría, relajación, abre nuestros sentidos, ayuda a transformar nuestras pautas mentales.

Podemos reír de cualquier cosa, solo es cuestión de tener ganas, y poco a poco se va haciendo un hábito, y así cada vez podemos reír más, y además la risa es contagiosa, y si nosotros reímos las personas alrededor de nosotros también lo harán y estaremos compartiendo felicidad, salud, etc. 

Así que adelante, vamos a reír, todos los días, y nuestra salud mejorar, la vida la veremos de manera diferente, las cosas serán de otro color, y el futuro se vera mejor, y además no tenemos absolutamente nada que perder y si ganaremos mucho.

 Y con el mejor de los deseo le digo jajajajajajaja.   

deja aqui tus comentarios:  Comentarios »

o envialos a leslie@viveysefeliz.com

 

Share
Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.